AQUAPACÍFICO

AquaPacífico es un centro de innovación acuícola para la zona norte, surgido de la alianza de dos instituciones que llevan más de 30 años desarrollando este ámbito científico-productivo: la Universidad Católica del Norte (UCN) y Fundación Chile (FCh). Con el apoyo de Corfo, se concretó esta unión de capacidades, para funcionar como una nueva plataforma que impulse la acuicultura tanto regional como nacional.

Mediante la implementación de una plataforma científico-tecnológica de vanguardia, se generarán procesos de investigación y desarrollo innovadores, a fin de incrementar la demanda y transferencia de tecnología acuícola sostenible hacia las empresas del sector. Con estas nuevas herramientas, se espera obtener productos de alto valor nutricional y bajo costo ambiental, además de un impacto económico suprarregional.

AquaPacífico contempla en forma especial el fomento de la acuicultura de pequeña escala, actividad que involucra la participación de asociaciones de pescadores artesanales, y pequeños y medianos emprendedores. De este modo, se pretende apoyar a las comunidades costeras, ofreciendo alternativas para aumentar la productividad de las caletas.

A través de este centro, que viene a fortalecer la capacidad científico-tecnológica existente, se desarrollarán metodologías productivas en más de 17 especies de interés comercial, tales como la corvina, la palometa, la cojinoba del norte, el ostión, el abalón, la almeja y el camarón de río del norte, entre otros recursos de importancia económica.

AquaPacífico significa una inversión cercana a los $10.900 millones en 10 años, de los cuales $6.000 millones provienen de Corfo y $4.900 de las instituciones involucradas, los cuales serán destinados a nuevo capital humano avanzado y modernización de las instalaciones que ambas instituciones disponen en la región de Coquimbo.

NOS INSPIRA

Contribuir a la seguridad alimentaria y nutrición saludable

Actualmente, la acuicultura produce la mitad de todo el pescado destinado al consumo humano en el mundo. La FAO ha puesto el acento en el enorme potencial de los océanos y las aguas continentales de contribuir a la seguridad alimentaria y adecuada nutrición de una humanidad que se se prevé alcance los 9.700 millones de habitantes el 2050.

“Muchos milenios después de que la producción alimentaria terrestre pasara de actividades de caza y recolección a la agricultura, la producción de alimentos acuáticos ha dejado de basarse principalmente en la captura de peces salvajes para comprender la cría de un número creciente de especies cultivadas”, señala el informe de la FAO Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura 2016, que destaca que el 2014 se alcanzó un hito cuando la acuicultura por primera vez superó el pescado capturado en el medio natural para la alimentación humana.

Habiéndose alcanzado, según se afirma, los niveles máximos de captura, es en la acuicultura donde recaen los desafíos que implica el crecimiento de la demanda por alimentos a la par con el aumento poblacional. Eso, sin considerar que el consumo per cápita de pescado se ha incrementado y no hay duda de que seguirá haciéndolo. En la década de 1960, el consumo se acercaba a los 10 kilos per cápita, y hoy supera los 20 kilos, de acuerdo a las estadísticas recientes.

Por otra parte, se enfatiza en el informe, se están valorando en forma creciente sus virtudes alimenticias en relación a otras proteínas animales. “Además de ser una fuente rica en proteínas de alta calidad y fácil digestión, que contiene todos los aminoácidos indispensables, el pescado proporciona grasas esenciales (por ejemplo, ácidos grasos Omega 3 de cadena larga), vitaminas (D, A y B) y minerales (como calcio, yodo, zinc, hierro y selenio), especialmente si se consume entero”.

Gracias a sus propiedades nutricionales, el consumo de pescado puede resultar decisivo para corregir dietas desequilibradas y, mediante la sustitución, para contrarrestar la obesidad.

Propiciar la diversidad acuícola para Chile

Si bien Chile tiene claras ventajas para el desarrollo acuícola, hasta ahora ha sido un país prácticamente monoproductor, con una industria concentrada en el salmón. AquaPacífico apuesta por diversificar esa canasta acuícuola, contribuyendo a los proyectos existentes para especies con potencial comercial.

17 especies con valor comercial -a las que se irán sumando otras- se constituyen en una base inicial para el desarrollo de tecnologías productivas. Algunas de ellas son la corvina, la seriola (palometa), la cojinoba del norte, el ostión, el abalón, la almeja y el camarón de río.

Tanto la UCN como FCH han venido abordando hasta hoy, separadamente, las temáticas necesarias para llegar a domesticar especies de moluscos, crustáceos y peces, y transferirlos al sector privado, con el fin de diversificar e incrementar la producción de recursos acuáticos.

A nivel nacional, se vislumbran opciones para la diversificación. El cultivo de la corvina y la seriola ya muestran su potencial en términos comerciales, mientras el congrio dorado se perfila como una nueva especie para la canasta acuícola nacional. De los moluscos, destaca el cultivo de la almeja.

Impulsar el desarrollo en la costa centro-norte

El borde costero nacional supera los 15 mil kilómetros, una condición privilegiada para el desarrollo de la acuicultura que, sin embargo, sólo se aprovecha en dos regiones del sur del país, que concentran el 97% de la producción. AquaPacífico busca que la zona centro-norte se incorpore a esta industria, aportando al crecimiento sustentable de las regiones involucradas.

En Chile, de acuerdo a las últimas cifras, hay 2.337 centros de cultivos, de los cuales el 50% están en la región de Aysén y el 47% en Los Lagos, lo que denota la gran concentración geográfica de esta industria.

Los proyectos en curso con especies de aguas templadas, permiten crear oportunidades para expandir la acuicultura hacia regiones del norte, con la meta de alcanzar una participación de 20% el 2035.

AquaPacífico será uno de los principales impulsores de la actividad acuícola en el norte, acortando las brechas de conocimiento existente y entregando las herramientas para el emprendimiento en distintas escalas.

Generar transferencia tecnológica para emprendedores

AquaPacífico está enfocado en I + D + i, para la generación de tecnología acuícola sostenible que luego sea traspasada a empresas, que serán las responsables del escalamiento productivo. De este modo, se proyecta impulsar emprendimientos de distinta escala y la obtención de productos de alto valor nutricional.

La alianza estratégica entre UCN y FCh, enmarcada dentro de un centro tecnológico moderno, con personalidad jurídica propia y fruto de la unión de las capacidades existentes en ambas instituciones (Centro Costero de Acuicultura e Investigaciones Marinas de la UCN en Coquimbo y Centro de Desarrollo y Transferencia Tecnológica de Fundación Chile en Tongoy) pretende convertirse en un aporte sustantivo al acortamiento de las brechas detectadas en temas como la genética y fisiología, sanidad acuícola, nutrición y alimentación, ingeniería y tecnología y sostenibilidad ambiental, las que siguen  dificultando la tan ansiada diversificación y desarrollo sustentable de la acuicultura regional y nacional.

AquaPacífico busca activar la demanda por innovación de las empresas de acuicultura, para la creación de nuevos productos o servicios de alto valor y potencial de mercado, vinculados a la producción de ejemplares juveniles de peces, moluscos y crustáceos. Adicionalmente, el Centro contempla en forma especial el fomento de la acuicultura de pequeña escala, actividad que involucra la participación de asociaciones de pescadores artesanales y pequeños y medianos emprendedores.

Apoyar a las comunidades costeras

Entregar opciones de desarrollo para devolver la productividad a las caletas es la propuesta de AquaPacífico para las comunidades costeras. Ya sea con planes de manejo de praderas de algas, programas de repoblamiento o acuicultura de pequeña escala, la oferta de herramientas y conocimientos está disponible para ir en apoyo de quienes lo requieran.

Las caletas del centro-norte del país se han ido empobreciendo producto de la sobreexplotación o mal manejo de sus recursos. En muchos casos, la principal vía de subsistencia hoy es la extracción de algas, que también está amenazada. Ante este panorama, uno de los focos de trabajo es apoyar a las comunidades costeras que quieran revertir esta situación, entregando opciones para mejorar la productividad de su área.

Si la opción de los pescadores artesanales se centra en las macroalgas, las alternativas pueden ir desde repoblar y manejar las praderas, a mejorar la post consecha, valorizando su producto y estabilizando la entrega a las plantas de procesamiento. Otras oportunidades, que pueden ser complementarias a los programas de algas, son los repoblamientos de moluscos con acuicultura de pequeña escala. Almejas, ostiones o erizos podrían estar de vuelta, o bien aumentar la población existente, gracias a este tipo de medidas.

AquaPacífico concurre con una serie de tecnologías y recursos de apoyo, pero será la propia comunidad la que tomará la decisión de cómo mejorar la productividad de su caleta, orientándolos también en las posibilidades de desarrollo que se abren para incentivar, por ejemplo, el turismo gastronómico. Se trata de entregar una visión integrada de las distintas actividades que se pueden generar al tener determinada materia prima.